La aventura paulista (1): primeros uruguayos con el Maestro Yang Jun.

Maestro Yang Jun

Para quienes tenemos nuestros pies colocados de modo irreversible en el camino del Taijiquan, la posibilidad de recibir enseñanzas directas de un verdadero Maestro de este arte, es algo invalorable. Más aún si dicho Maestro es a su vez, el heredero de alguno de los linajes originales de los Estilos Tradicionales.

Por esto, cuando recibimos la noticia de que el Maestro Yang Jun, 5° generación de Maestros de la Familia Yang y detentor actual del linaje de la misma, dictaría seminarios en Sao Paulo en el mes de octubre (2010), supimos que no era una oportunidad para dejar pasar.

Víctor y yo en la conferencia inaugural.

Es así que nos comunicamos con la SBTCC, organizadora del evento, y al cabo de unos meses de preparativos (no sin cierto esfuerzo, y gracias a la inestimable colaboración de alumnos y amigos) desembarcamos en Sao Paulo.

SESC Pompeia, lugar del seminario

Luego de algunas peripecias que no detallaré (las anécdotas de viaje suelen ser más entretenidas para quien las cuenta que para quien las oye), nos alojamos en un pequeño hotel céntrico y nos dirijimos a la conferencia inaugural.

Allí tuvimos nuestro primer encuentro “en vivo y en directo” con el Maestro Yang, quien se dedicó durante las dos horas y pico que duró la misma, a contestar con paciencia y minuciosidad las preguntas que le fueron formulando los presentes. Ya en ese momento nos llamó la atención gratamente, la sencillez con que se mostró ante público, así como su esfuerzo por explicarse de un modo claro y comprensible por todos los presentes, características que permanecieron incambiadas durante toda la duración de los seminarios.

Pero sabíamos que el “verdadero baile” comenzaría al otro día, y no nos equivocamos.

Exhibición a cargo de instructores de la SBTCC

La práctica de los siguientes cuatro días fué intensa y enriquecedora.

El Maestro Yang nos fué guiando por las distintas figuras de las Formas de 103 Movimientos y Sable con paciencia y meticulosidad , haciendo énfasis en los fundamentos posturales del estilo, explicando los puntos cruciales y repitiendo una y otra vez los detalles a atender durante la ejecución de las posturas, siempre amable, siempre de buen ánimo, siempre paciente.

El trabajo era matizado por algunas pausas donde el Maestro aclaraba dudas de los presentes relacionadas con lo practicado, o daba información referente a la cultura china y a la historia de su familia, con el fin de ayudar a un mejor comprensión de los conceptos expuestos.

Entrega de certificados

Un capítulo aparte merece la excelente organización del evento, incluyendo en esto el incansable trabajo de Paula (¿qué habríamos hecho sin tí?), quien se encargó de hacer todo lo posible para que los extranjeros nos encontráramos a gusto, y a la solícita atención de los Directores de la SBTCC, Profesores Angela Soci y Roque Severino, quienes a pesar de sus múltiples obligaciones durante el seminario, siempre estuvieron atentos a que nuestras necesidades estuvieran cubiertas.

De paseo por el barrio chino con nuestro amigo Alexis (Colombia).

Merced a esto es que los participantes extranjeros tuvimos la grata sorpresa de disfrutar una cena “fuera de programa” con el Maestro Yang Jun.

En la misma se mostró intreresado en la situación del Taijiquan en nuestros respectivos países y nos expresó su deseo de que este arte (especialmente el Estilo Yang) se difundiera por el mundo de un modo amplio y serio, alentándonos a que siguiéramos trabajando en este sentido.

Cena con el Maestro.

Huelga decir lo trascendente que fué para nosotros este encuentro, así como todo el conjunto de los seminarios.

En este camino, a veces tan arduo y solitario, que es el Taijiquan, estos eventos son “aire fresco”, que renueva y refresca los ánimos para seguir adelante.

Continuaremos participando, si El Cielo así lo dispone, de los mismos (el Maestro Yang visita Sao Paulo una vez al año), de hecho, esperamos con ansia el próximo, pero sin duda, éste, el primero, quedará por siempre atesorado en un lugar muy especial de nuestro corazón.

Leonardo Ratto

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: